Runas

 

Todo oráculo es un puente entre nosotros y nuestra conciencia superior. Trabajar con oráculos nos ejercita a nivel de nuestra multi-dimensionalidad. La consulta del oráculo era, para el hombre griego, un acto fundamental.

Del latín oracŭlum, el oráculo es una respuesta divina que llega a las personas a través de los sacerdotes u otros ministros. Dicha respuesta incluso puede reflejarse mediante señales físicas o símbolos que son interpretados por los especialistas.

Hoy contamos con una amplia apertura de los saberes antiguos y de vanguardia como para poder ser nosotros nuestro propio maestro y dejar de buscar la dirección en figuras externas. Podemos, si lo deseamos, aprender a traducir eficientemente el lenguaje oracular.

 

Respecto a las runas, hay una tendencia a despreciarlas por  considerarlas sencillamente la escritura de la Edad de las Tinieblas utilizada por los pueblos del norte que no habían sido convertidos al cristianismo y por lo tanto, no habían aprendido el alfabeto latino ... pero rebajar las runas a un simple alfabeto pagano supone la negación de muchas de sus otras funciones.

Los aguerridos pueblos nórdicos (hoy Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia) utilizaron estos símbolos para comunicar y dejar constancia de sus hazañas pero, más antiguo aún fue su uso mágico y oracular.

La palabra proviene del escandinavo "Rûn" que significa "secreto" y "Helrûn" adivinanza. Por lo tanto, leer las runas sería algo así como "aprender a desvelar los secretos". “los secretos de los dioses” a los que aludía el gran oráculo de Delfos cuando nos instaba a conocernos a nosotros mismos.

Se empleaban las runas como oráculo para conocer pasado, presente y futuro pero también para atraer y proyectar poderosas energías en la curación y la protección.

Según narran antiguos poemas, antes de la Era Cristiana, eran consultadas por reyes, príncipes y oficiales de las naciones del Nordeste de Europa para tomar grandes decisiones: acciones en guerras, alianzas, entrevistas, nombramientos y otras altas medidas políticas y familiares.

También las empleaban, en monumentos y utensilios de uso ritual, para rendir tributo a sus deidades y agradecer los resultados de las gestas por ellos orientadas, a través del mismo oráculo. Según la tradición, sacerdotes y magos sabios de la región, empleaban signos rúnicos para elaborar talismanes, conjuros y fórmulas mágicas.

En el entrenamiento la persona además de familiarizarse con cada una de las runas, se entrena para tener una comunicación fluida con sus propios cuerpos superiores incrementando las facultades dormidas del hemisferio derecho.

Las runas son personales.

Incluye: set de runas hecho en piedra,  preparado y energizado para quien lo va a llevar.  Son set unicos y preparados en forma exclusiva.
Carpeta de trabajo.

    

  

Solamente presencial, individual

8 clases de dos horas cada una

Cada clase: $ 1.900

Contáctame 

Tel.: 54 (11) 5478 - 9449

contacto@ani-bel.com

  • Facebook Long Shadow